Cannabis Ludico Medical Marijuana News Mundo Cannabico News

El primer Cannabis Social Club en Uruguay

Sobre la base de la experiencia europea, la Asociación de Estudios del Cannabis del Uruguay (AECU) lanzó el primer club social de cultivo del país, inscribiendo el primer día a más de 100 personas.

Juan Vaz portavoz de AECU, le daba play al reproductor para compartir un audiovisual que describiría ante un centenar de personas la experiencia de la organización vasca Pannagh, un club cannábico con más de una década de existencia. Al terminó del audiovisual, Vaz contó que AECU apunta a algo similar en Uruguay.

Martín Barriuso, activista de la organización Pannagh, subraya que “inscribirse en la asociación es tener una calidad más o menos homogénea a lo largo del año, y tener asegurado el suministro”. En el club uruguayo los controles de calidad serán constantes. “El material del club es incomparable, en calidad, con lo que vende el narcotráfico”, comentó Vaz, apuntando que en precio, se estima que la no existencia de intermediarios ara que el consumidor pague un 50% menos de lo que en la actualidad está pagando.

La asociación, defiende su carácter sin ánimo de lucro, prevé tener un cultivo en el que cada planta pertenezca al socio que haya decidido ser parte del club. La existencia del cultivo, las razones de la organización e incluso los libros diarios de producción serán detalles a los que podrán acceder “las autoridades competentes”, explicó Vaz. “No queremos escondernos”, la organización entiende al contexto como “adecuado” para arrojarse a una experiencia de estas características.

Si bien “la ley no ha cambiado en los últimos 30 años, una década atrás te comías tres años por tener unas plantas, y ahora, en el peor de los casos, te procesan sin prisión; [incluso] hay actuaciones contra autocultivadores cuyos casos directamente se han archivado”. Este es el resultado “de un trabajo de años”, que AECU entiende como “un lobby no directo con el Poder Judicial.

Apuntamos a que un juez entienda que un autocultivador está por fuera del circuito del narcotráfico, y que una asociación como ésta junta consumidores y les quita clientes al narcotráfico”. No todos los que consumen pueden plantar y no todos pueden dedicarle tiempo a una planta, la propuesta es la de asociarse en un cultivo colectivo cada consumidor cuente con las plantas necesarias para su consumo. Los miembro deberá declarar previamente cuánto necesitará de su planta. Después de inscribirse, el aspirante a socio atravesará algunas etapas. “Vamos a hacer reuniones previas con cada uno de los socios para comprobar que tenga conocimiento de lo que está haciendo” explico Vaz.

AECU entiende que un club social cannábico “necesita una masa mínima” de 50 personas para ser viable. “Una buena cantidad es entre 350 y 500 socios”, comentó el vocero, Vaz. La lista para inscribirse al club está abierta y espera por los que deseen sumarse a la propuesta. Incluso, se puede ser parte del colectivo sin la necesidad de consumir, o dando la posibilidad de acceder por los beneficios terapéuticos, pero que no han podido conseguir nunca cannabis.

El asesor legal de AECU, el abogado Martín Fernández, entiende que hoy “hay garantías” para formar un club sin temer una actuación policial y judicial. Tienen que tener claro que cada planta pertenece a una persona. No será una plantación masiva de una organización, sino varias personas que individualmente participan en ese colectivo y que tienen su ‘cantidad razonable’.

La postura legal de la asociación es la siguiente; interpretamos que la cantidad razonable para nuestro consumo es una planta, cantidad mínima de cultivo, por persona. La mayoría de los jueces en estos tiempos también lo interpretan de esa forma. Lo innovador es agruparse para realizar las tareas de cuidado que requiere la planta. En caso de tener que asistir a una audiencia legal , el grupo requiere del compromiso de todos los firmantes a la hora de hacerse presentes a declarar la intención de consumo personal y de la resolución del grupo de realizar estas tareas colectivamente organizados como sociedad civil.

La viabilidad de los Clubes Sociales de Cannabis queda demostrada con la experiencia de más de diez años de asociaciones pertenecientes a la FAC en España. Esta propuesta se encuentra englobada en un mayor ámbito que sugiere la regulación de las drogas como manera sensible y eficaz de disminuir los problemas relacionados con las drogas, reducir el crimen organizado y liberar dinero público para programas de salud, educación y desarrollo social. El camino está marcado y no cesaremos hasta alcanzar el objectivo.

Fuente : www.marihuanasemillas.com

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.

 

Tienes que tener 21 años por entrar en la web

VERIFICA TU EDAD !

Powered by: Wordpress