Cannabis Ludico Medical Marijuana News Mundo Cannabico News

Usos analgésicos del Cannabis

Uno de los efectos mejor caracterizados de los cannabinoides son los analgésicos. Desde que se empezó a estudiar el THC, se sabe que los cannabinoides tienen propiedades analgésicas y que sus metabolitos son analgésicos más potentes que el THC. Hay pruebas suficientes que permiten afirmar que los cannabinoides disminuyen la reactividad al dolor, tanto en modelos animales de dolor agudo como en modelos animales de dolor crónico, neuropático e inflamatorio, y que este efecto está mediado sobre todo por los receptores cannabinoides CB1 del SNC (sistema nervioso central) y los CB1 y CB2 del SNP (sistema nervioso periférico).

Los cannabinoides actuarían en la respuesta al dolor inhibiendo la trasmisión dolorosa y activando las vías del sistema inhibitorio descendiente. También se ha observado que pueden modificar la percepción del dolor.

El cannabinoide más estudiado ha sido el THC administrado por vía oral, intravenosa o directamente al cerebro y a la médula espinal de las ratas.

Hay pruebas crecientes del posible mecanismo analgésico periférico de los cannabinoides, sobre todo en el dolor neuropático. Este está producido, en parte, por descargas espontáneas y anormales de las fibras aferentes de gran diámetro. Estas fibras contienen una densidad más elevada de receptores cannabinoides que de receptores opioides, y esto ha llevado a sugerir que los cannabinoides serían más eficaces que los opioides para suprimir el dolor neuropático. En un modelo animal de dolor oncológico neuropático y otro de tipo inflamatorio, el cannabinoide sintético WIN 55,212-2 disminuyó el dolor inducido por el tumor en un 50% y este efecto fue bloqueado por un antagonista CB1. En el segundo caso el efecto analgésico fue superior y fue bloqueado tanto por el antagonista CB1 como CB2. En modelos experimentales de esclerosis múltiple y EAE en ratas, los cannabinoides han mostrado también reducción del dolor neuropático secundario a la desmielinización (proceso patológico en el cual se daña la capa de mielina de las fibras nerviosas; esto puede implicar el mal funcionamiento de órganos o músculos).

Sobre la base de los resultados de los estudios preclínicos de experimentación animal y teniendo en cuenta las limitaciones de las alternativas terapéuticas existentes, se ha propuesto que algunos tipos de dolor serían más susceptible de ser tratados con cannabinoides: el dolor oncológico, dolor neuropático (en pacientes con esclerosis múltiple o con lesiones medulares, neuropatía dolorosa en pacientes con sida u otras neuropatías periféricas) y el dolor postoperatorio grave en pacientes con náuseas y vómitos secundarios al tratamiento con opioides. De todas formas, por el momento la información disponible sobre estas posibles indicaciones es escasa y el efecto del cannabis y sus derivados no se ha comparado con el de los tratamientos estándar en cada una de las indicaciones.

Hay numerosas publicaciones que describen casos anecdóticos de pacientes con migraña, dismenorrea, dolor postoperatorio, dolor oncológico, dolor de espalda, dolor del miembro fantasma, dolor central talámico y otros tipos de dolor neuropático, que ha referido mejoría subjetiva del dolor y disminución de la necesidad de opioides con cannabis administrado por esta vía.

En Oregón, Estados Unidos, se ha creado una base de datos de pacientes que utilizan marihuana con finalidad terapéutica por prescripción médica, el 75% lo utilizan para el tratamiento del dolor.

En una serie de 6 casos de pacientes con varios tipos de dolor neuropático, tres mejoraron con THC administrado por vía oral. Dos hombres y una mujer de entre 62 y 65 años con lesiones medulares por accidentes de tráfico y dolor neuropático resistente a múltiples tratamientos farmacológicos e intervencionistas. En los tres pacientes se produjo una disminución de la intensidad del dolor de un 40 a un 50% en una escala analógica visual, y el efecto se mantuvo entre 2 y 9 meses; el tratamiento fue bien tolerado.

Bibliografía:

17 Jul 2007. Fundació Institut Català de Farmacología.

Fuente : http://www.agrobeta.com

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Este sitio usa MATA-HOYGAN para eliminar el Lenguaje HOYGAN y Censurar el Lenguaje Obsceno.

 

Tienes que tener 21 años por entrar en la web

VERIFICA TU EDAD !

Powered by: Wordpress